Dinosaurios voladores

dinosaurio voladorLos dinosaurios voladores o reptiles voladores (Pterosaurios) se caracterizaban por su facilidad para escapar de los grandes depredadores y poder visualizar sus presas desde las alturas. Tenían diferentes formas y tamaños; se alimentaban de insectos y peces, algunos con picos grandes y otros pequeños, algunos con dientes, con cola o sin ella.

Podemos hacer referencia a los Pterodactylus, especie carnívora que vivió en el periodo Jurásico, hace 144 o 150 millones de años atrás, en África del Sur y algunas regiones de Europa. Podían llegar a pesar unos 4,5 kilogramos y medir un metro. Tenía aproximadamente 90 dientes cónicos en su mandíbula, eran perfectos voladores, lo que les permitía alimentarse de peces, pequeñas criaturas o insectos.

Por su parte, los Scaphognathus que vivieron también durante el periodo Jurásico y se ubicaron principalmente en Europa, fueron carnívoros que median un poco menos de un metro y su peso alcanzaba los 0,91 kilogramos. Era un género de pterosaurios ranforrincoideos de la familia Rhamphorhynchidae, de cabeza corta, hocico redondeado, 28 dientes entre largos y puntiagudos.

Otros dinosaurios voladores, los Pteranodon formaron parte del periodo Cretácico, unos 80 millones de años atrás, pero se situaron en América del Norte. Fue uno de los más grandes, cuerpo pequeño, patas débiles, sin cola, con grandes alas, lo que alcanzaba una envergadura entre 5 a 6 metros y en peso podía llegar alcanzar los 14 kilogramos. También fue un gran depredador que se alimentaba principalmente de peces, no poseía dientes, pero podía alcanzar velocidades de 48 kilómetros por hora. Poco a poco se volvieron más grandes y más hábiles para movilizarse y elevarse por periodos más largos.

También están los Preondactylus, que fueron los primeros pterosaurios, uno de los más pequeños, vivieron en el último periodo Triásico, hace 200 millones de años, en el continente europeo. Eran carnívoros con dientes puntiagudos y pequeños, se alimentaban de peces e insectos. Sus huesos eran huecos, al igual que otros pterosaurios, esto los hacia más ligeros y ágiles para volar. Los científicos han determinado que su tamaño era más pequeño que el de las palomas actuales. Su peso podía lograr alcanzar los 0,90 kilogramos.

Esther R.

Dinosaurios marinos ¿existieron?

dinosaurio marinoLos dinosaurios marinos son el gran misterio, no se ha logrado determinar si eran reptiles gigantes o dinosaurios acuáticos, pero podían clasificarse en carnívoros u omnívoros acuáticos. Estas especies se sitúan en la Era Mesozoica por toda la extensión de los mares y océanos, y sorprendían por su gran tamaño, poco se sabe de la existencia de pequeñas especies.

Una de las especies que más resaltaba eran los Ictiosaurios “lagartos peces” con grandes mandíbulas, cola en forma de media luna, llegando a medir 15 metros de largo, apareciendo en el periodo Triásico hasta la mitad del Cretácico. Tenían ojos grandes, enorme estómago, veloces, y podían alcanzar grandes profundidades. Actualmente, los delfines se parecen mucho a ellos.

Durante esta Era también se encontraban los Plesiosaurios fueron considerados como serpientes con cuerpo de tortuga. Su cabeza era pequeña, sus patas tenían forma de aletas, una cola que los ayudaba a desplazarse en el agua a gran velocidad, podían llegar a medir unos 14 metros de largo. Eran carnívoros y sus dientes afilados tenían una curvatura lo que les permitía cazar y devorar sus presas. Estuvo presente durante el periodo Jurásico. Aún se encuentra en debate y estudio la forma como usaban sus patas o aletas para nadar en las profundidades. Para algunos las usaban como las aves y para otros como tortugas.

Otra especie dentro de los gigantes depredadores marinos era el Pliosaurio, con cuello más cortos y una cabeza y mandíbula más grandes. Vivieron el periodo Jurásico medio hasta el superior, principalmente en Europa y América del Sur.

A la familia de los Pliosaurio pertenecía el Kronosaurus categorizado como el dinosaurio marino más feroz, por su agresividad, y afilados colmillos, lo que le permitía devorar y atacar con facilidad. Podía alcanzar los 12 metros de largo. Según los científicos, esta especie salía del agua para dejar sus huevos en tierra firme, así como las tortugas. Este podía defenderse de posibles depredadores fuera y dentro del agua.

Los dinosaurios marinos o reptiles gigantes lograron a dominar los mares durante más de 100 millones de años.

Esther R.

¿Qué son los fósiles?

Los fósiles son los restos de los dinosaurios, los huesos, dientes, huevos y hasta las pisadas. Lo que se conoce de los dinosaurios es a través del estudio de estos fósiles; por lo que hay especies poco exploradas o desconocidas, la información se pierde en el tiempo, y la conservación es más difícil, son pocos los restos que se pueden encontrar en buen estado, pero gracias a la tecnología actual se puede reconstruir un cuerpo parcial o entero gracias a las piezas halladas de las diferentes especies.

Como mencionamos anteriormente, los científicos clasifican los fósiles en tipos, es por ello que vamos a desarrollar un poco cada uno de ellos para entender mejor a que se refieren:

  • Huesos, son aquellos que pueden formar el cuerpo entero del dinosaurio, y tienen mayor probabilidad de conservación. Existen grandes piezas en diferentes museos alrededor del mundo, cuerpos enteros de dinosaurios, cabezas, o partes más pequeñas de su estructura ósea.
  • Dientes, por su dureza son los que más pueden encontrarse tanto de los dinosaurios herbívoros como de los carnívoros, ambos tenían dientes grandes y afilados para devorar la comida.
  • Huevos, al igual que los nidos, los huevos son difíciles de encontrar, varían en tamaño, forma y peso. En algunos casos, se han logrado hallar embriones dentro de los huevos, pero es un verdadero tesoro descubrir alguno de ellos.
  • Pisadas u otras fósiles, se refiere a las pisadas, piel, garras u otras partes del cuerpo de los dinosaurios, heces, órganos, piedras, plumas; estos son difíciles de encontrar, pero se ha logrado el hallazgo de alguna de ellas sobre todo incrustadas en piedras.

Los fósiles de dinosaurios han sido descubiertos en los diferentes continentes del mundo y son los paleontólogos los encargados del tratamiento de ellos, extraerlos, examinarlos y cuidarlos, y en algunos casos hasta de reconstruirlos, ya que se encargan de estudiar los animales extinguidos en la era prehistórica del planeta. Durante un hallazgo se determina la densidad, el color, textura, los minerales a los que fue el fósil sometido y las condiciones meteorológicas (calor, humedad, viento, lluvia).

Esther R.

1 2 3 4 5 29