Conozcamos el Carchadontosaurus

Carcharodontosaurus fue un gran terópodo carnívoro que oscilaba entre los 10 y los 12 metros de largo, 3.5-4 metros de altura y pesando entre 2,9 y 4 toneladas de peso,siendo uno de los mayores teropódos carnivoros, superado por el Giganotosaurus y el Spinosaurus.

El Carcharodontosaurus también tenía uno de los cráneos más grandes de los dinosaurios carnívoros, aunque no tanto como se pensó en un principio ya que debido a la falta del cuadrado y del premaxilar llevó a una intepretación errónea, actualmente estimaciones más corectas lo ubican en el rango de 1,6 m para C. saharicus, e incluso mayor en la especie de C. iguidensis que tiene un cráneo de 1,50,

Aunque menores que los del Tyrannosaurus, alcanzan a los de otro Carcharodontosauridae, el Giganotosaurus sudaméricano cuyo cráneo llegó a medir 1,65 metros de largo.[5] Con mandíbulas llenas de aserrados dientes parecidos a los de los tiburones (de ahí su nombre “lagarto con dientes de tiburón”), que tenían la función de desgarrar carne, por lo que sus presas morían desangradas, además sus manos tenían garras afiladas como garfios de carnicero para sostener a sus víctimas mientras las destrozaba con sus mandíbulas.

Comparación de los terópodos más grandes, C. saharicus en marrón.Los carcarodontosaurios tenían una visión bidimensional, como todo buen cazador. Tenían como todo carnosaurio unas largas y musculosas patas, y rastros fosilizados indican que podían correr hasta 8,5 m/s (alrededor de 30 km/h), aunque ahora esto es controvertido. Con sus cuatro toneladas, caerse en la carrera sería mortal para ellos, ya que sus pequeños brazos no podrían detener la caída. Su fueza mandibular era de 3.5 toneladas de presión, siendo superado facilmente por en tyrannosaurus y ligeramente por el giganotosaurus pero similar o mayor a la de un espinosaurio.El molde endocranial, de la impresión del cerebro sobre la superficie interna del cráneo, y en la anatomía del oído interno de C. saharicus recuerdan a los modernos cocodrilos.[6] El tamaño del telencéfalo con respecto a todo el cerebro es mayor que en los modernos reptiles, pero menor que en los celurosaurianos y aves.[editar] Historia Ilustración de un carcarodontosaurio.El Carcharodontosaurus fue descubierto por Charles Depéret y J. Savornin en el Norte de África en 1927 y originalmente llamado Megalosaurus saharicus (Deperet & Savornin, 1927), como muchos otros carnosaurios llamados erróneamente Megalosaurus.

El nombre fue cambiado en 1931 por Ernst Stromer von Reichenbach al que se usa todavía hoy. Stromer lo llamó Carcharodontosaurus por sus dientes de tipo Carcharodon (tiburón) , descritos como “no retrocurvados, con simetría bilateral, pero con bordes convexos.”[3] El primer fósil de Carcharodontosaurus fue destruido en los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial.

En 1996 Paul Sereno descubrió un cráneo[8] completo de este animal cerca de Marruecos antes de esto era conocido por una gran cantidad de dientes encontrado en África. El mismo Sereno y Stephen Brusatte en 2005 reportaron una segunda especie que fue encontrada en Níger, que difiere en algunos aspectos del maxilar y de la base del cráneo, llamada C. iguidensis en 2007.

Restos y dientes asignados a C, saharicus fueron encontrado por toda África, en la Formación Baharija, Marsa Matruh Egipto; Formación Tegana Ksar-es-Souk Marruecos;Formación Chenini “Conitental intercalaire” Medinine, Tunisia, Gharyan Libia, Adrar Tamenghest Wargla, Argelia y Agadez, Níger.

Mientras que C. iguidensis solo es conocido de la Formación Echkar, al oeste del oasis In Abangharit en el área conocida como Iguidi, Níger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.