Dinosaurios voladores

dinosaurio voladorLos dinosaurios voladores o reptiles voladores (Pterosaurios) se caracterizaban por su facilidad para escapar de los grandes depredadores y poder visualizar sus presas desde las alturas. Tenían diferentes formas y tamaños; se alimentaban de insectos y peces, algunos con picos grandes y otros pequeños, algunos con dientes, con cola o sin ella.

Podemos hacer referencia a los Pterodactylus, especie carnívora que vivió en el periodo Jurásico, hace 144 o 150 millones de años atrás, en África del Sur y algunas regiones de Europa. Podían llegar a pesar unos 4,5 kilogramos y medir un metro. Tenía aproximadamente 90 dientes cónicos en su mandíbula, eran perfectos voladores, lo que les permitía alimentarse de peces, pequeñas criaturas o insectos.

Por su parte, los Scaphognathus que vivieron también durante el periodo Jurásico y se ubicaron principalmente en Europa, fueron carnívoros que median un poco menos de un metro y su peso alcanzaba los 0,91 kilogramos. Era un género de pterosaurios ranforrincoideos de la familia Rhamphorhynchidae, de cabeza corta, hocico redondeado, 28 dientes entre largos y puntiagudos.

Otros dinosaurios voladores, los Pteranodon formaron parte del periodo Cretácico, unos 80 millones de años atrás, pero se situaron en América del Norte. Fue uno de los más grandes, cuerpo pequeño, patas débiles, sin cola, con grandes alas, lo que alcanzaba una envergadura entre 5 a 6 metros y en peso podía llegar alcanzar los 14 kilogramos. También fue un gran depredador que se alimentaba principalmente de peces, no poseía dientes, pero podía alcanzar velocidades de 48 kilómetros por hora. Poco a poco se volvieron más grandes y más hábiles para movilizarse y elevarse por periodos más largos.

También están los Preondactylus, que fueron los primeros pterosaurios, uno de los más pequeños, vivieron en el último periodo Triásico, hace 200 millones de años, en el continente europeo. Eran carnívoros con dientes puntiagudos y pequeños, se alimentaban de peces e insectos. Sus huesos eran huecos, al igual que otros pterosaurios, esto los hacia más ligeros y ágiles para volar. Los científicos han determinado que su tamaño era más pequeño que el de las palomas actuales. Su peso podía lograr alcanzar los 0,90 kilogramos.

Esther R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.