La búsqueda de dinosaurios

La búsqueda de dinosaurios

A partir del año 1.830, aproximadamente, se han buscado fósiles de dinosaurios de forma sistemática, y las técnicas básicas no han cambiado demasiado.

El principio consiste en extraer los esqueletos de la mejor manera y con el menor daño posible. Como la mayor parte del país de los dinosaurios está tan alejado en la actualidad, y debido al enorme tamaño de muchos ejemplares, el aspecto logístico del personal, el mantenimiento y el transporte resultan tan importantes como los aspectos científicos, como la interpretación del lugar del hallazgo y de las piedras, el registro exacto de los descubrimientos o la recuperación de todos los fragmentos de cada ejemplar.

Se han encontrado dinosaurios en todo los continentes, salvo en la Antártida, hasta hace poco. Sin embargo, a principios de 1.989, este espacio se completó cuando los geólogos y los paleontólogos que trabajaban para el British Antartic Survey, o Estudio Británico de la Antártida, descubrieron el esqueleto de un dinosaurio. Como ya hemos señalado, sólo se encuentran dinosaurios en rocas que datas desde el Triásico superior hasta el Cretácico superior, de 231 a 66 millones de años de antigüedad. Además, suelen ser frecuentes sólo en depósitos terrestres, es decir, rocas arcillosas y areniscas depositadas en ríos o lagos. Se conocen muy pocos especímenes procedentes de sedimentos marinos, aunque estos hallazgos dependen de la remota probabilidad de que el cuerpo fuera arrastrado por un río para llegar después al mar.

Aumenta la facilidad del descubrimiento cuando las rocas adecuadas quedan expuestas en vastas zonas y sujetas a una erosión relativamente rápida. Por tal motivo, en la actualidad algunos de los yacimientos de dinosaurios más ricos se encuentran en las regiones secas y baldías del centro de Estados Unidos, en Alberta, Montana, Utah, Colorado y Arizona; las pampas abiertas de Argentina y Brasil, en América del Sur; la sabana seca de Tanzania, Zimbabwe, Sudáfrica, Níger y Marruecos, en África; las planicies centrales de India; el desierto de Gobi, en Mongolia; las planicies del centro y norte de China; y las tierras de pastoreo del este de Australia.

En el pasado, se hallaron fósiles de dinosaurios en cientos de localidades de toda Europa, pero en la actualidad se encuentran muy pocos, porque los tiempos y las costumbres han cambiado.

Hasta alrededor del año 1.900, en Europa se extraían piedras para la construcción, y los picapedreros hallaron docenas de esqueletos de dinosaurios. Ahora que se extrae muy poca piedra, y cuando esto ocurre se realiza el trabajo mediante máquinas enormes, es muy raro encontrar esqueletos de dinosaurios.

Si quieres buscar actividades formativas y culturales acerca del mundo de los dinosaurios, puedes ver una gran variedad de ellas en el buscador de cursos DCursos.com, allí anunciamos nuestras actividades gratuitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.